CRIOTERAPIA - Hielo y frío para la inflamación

La crioterapia, o sea el empleo del hielo, es una válida ayuda en los casos de inflamación.

La aplicación del hielo permite, mediante el mecanismo de la conducción, la disminución de la la temperatura corporal. El frío produce un significativo efecto de vasoconstricción y por eso es una terapia particularmente apropiada en caso de inflamación, que además reduce la pérdida de sangre o líquido inflamatorio, reduce el dolor gracias a su efecto anestésico y acorta el tiempo de curación, porque producen varios efectos que pueden ser muy eficaces en el tratamiento de inflamaciones; entre estos, la disminución de hinchazón, enrojecimiento y sensación de calor de la zona inflamada.

Sin embargo, el utilizo del hielo es adecuado para todos, también los sujetos más delicados; solo, cada persona tiene la necesidad de entender cuál es la modalidad de aplicación más apropiada por sí misma. De hecho, este tratamiento tiene que ser efectuado siempre siguiendo las indicaciones médicas, porque el tiempo y la modalidad de utilizo varían dependiendo de la persona y del tipo de problema.

La crioterapia

Este forma de terapia se puede utilizar de maneras diferentes, por ejemplo a través de una bolsa de hielo o de uno spray enfriador, que se utiliza solitamente en caso de contusión o esguince muscular; además es posible, en ausencia de disturbios cardíacos, problemas de presión y hipertensión, la inmersión en agua fría.

El empleo del hielo puede ser utilizado en caso de diferentes enfermedades, como tendinitis, bursitis, contusiones, distensiones musculares, esguinces articulares y dolores de cabeza. Es siempre necesario tener cuidado con los tiempos de aplicación: se aconseja de no superar la media hora de tratamiento.
El hielo es un medio perfecto para luchar contra las inflamaciones, pero puede ser útil también en situaciones diferentes: en ámbito quirúrgico, deportivo, dermatológico y también en la medicina estética. Algunos efectos interesantes de esta terapia son el mejoramiento del metabolismo y del sueño, los beneficios en caso de depresión y la reducción de la percepción de la fatiga.

En el deporte el hielo debe siempre ser aplicado después de un esfuerzo físico. No es aconsejable aplicarlo antes de la actividad física, ya que esto podría enfriar el músculo y podría causar más problemas. El uso del frío también es adecuado para las personas sensibles, como los niños y las mujeres embarazadas, y puede en algunos casos ser un sustituto eficaz de fármacos, evitando así sus efectos secundarios.

Hidroterapia y centros fisioterapia hidrocinético , terapia acuática física tratamientos osteopatía y rehabilitación postural , hidrocinesiterapia, aquagym y aquaeróbic - fitness. Terapia manual drenaje linfatico deportiva , electroterapia , pilates , acopuntura y suelo pélvico y respiratorio . Crioterapia , dermatología , psicoterapia